viernes, 25 de abril de 2014
Inicio Área de Pensamiento Estética y Peligro Poemas

Estética y Peligro Poemas

Centenario del nacimiento de Miguel Hernández

E-mail Imprimir PDF
Centenario del nacimiento de Miguel Hernández

Para ver el artículo completo, pincha el enlace: http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article785



CANCION DEL ESPOSO SOLDADO

Canción del esposo soldado
He poblado tu vientre de amor y sementera,
he prolongado el eco de sangre a que respondo
y espero sobre el surco como el arado espera:
he llegado hasta el fondo.

Morena de altas torres, alta luz y ojos altos,
esposa de, mi piel, gran trago de mi vida,
tus pechos locos crecen hacia mi dando saltos
de cierva concebida.

Ya me parece que eres un cristal delicado,
temo que te me rompas al más leve tropiezo,
y a reforzar tus venas con mi piel de soldado
fuera como el cerezo.

Espejo de mi carne, sustento de mis alas,
te doy vida ...

 

Miguel Hernández. Poeta del pueblo en armas (1910 - 1942)

E-mail Imprimir PDF
Troncos de soledad,
barrancos de tristeza
donde rompo a llorar.


Querer, querer, querer:
ésa fue mi corona,
ésa es.

De aquel querer mío,
¿qué queda en el aire?
Sólo un traje frío
donde ardió la sangre.


Que me aconseje el mar
lo que tengo que hacer:
Si matar, si querer.


Cogedme, cogedme.
Dejadme, dejadme,
fieras, hombres, sombras,
soles, flores, mares.
Cogedme.
Dejadme.


Llegó con tres heridas:
la del amor,
la de la muerte,
la de la vida.

Con tres heridas viene:
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte.

Con tres heridas yo:
la de la vida,
la de la muerte,
la del amor.
 

Miguel Hernández. Poeta del pueblo en armas (1910 - 1942)

E-mail Imprimir PDF
Coronada la escoba de laurel, mirto, rosa,
es el héroe entre aquellos que afrontan la basura.
Para librar del polvo sin vuelo cada cosa
bajó, porque era palma y azul, desde la altura.

Su ardor de espada joven y alegre no reposa.
Delgada de ansiedad, pureza, sol, bravura,
azucena que barre sobre la misma fosa,
es cada vez más alta, más cálida, más pura.

¡Nunca! La escoba nunca será crucificada
porque la juventud propaga su esqueleto
que es una sola flauta, muda, pero sonora.

Es una sola lengua, sublime y acordada.
Y ante su aliento raudo se ausenta el polvo quieto,
y asciende una palmera, columna hacia la aurora.
 

Buscar

Convocatorias

No current events.


Lo último

Lo más visto

Galería de imágenes